octubre/20

Mas Pòlit 2018

DO Empordà/
Celler Mas Pòlit

#garnacha #cabernetsauvignon #syrah #empordà #costabrava #muchapizarra #pirineoscatalanes #pocaproduccionymuchacalidad

La historia detrás

Este mes nos trasladamos a L’Alt Empordà, donde historia y vanguardia se mezclan, y conforman un entorno ideal para la obtención de buenos vinos.

Un contrato de enfiteusis con un monje benedictino (o lo que sería una reserva de Booking de la época medieval), certifica la existencia de viñedos en la bodega Mas Pòlit en 1293. La familia Heras ha recuperado esas viñas en una masía que ensalza este lugar histórico.

Protegida por los Pirineos al norte, bañada por el Mare Nostrum al este, y aderezada con el viento de la tramontana, esta bodega es parada obligatoria en el triángulo daliano de la Costa Brava.

Nota de cata

Garnacha 50%
Cabernet Sauvignon 30%
Syrah 20%
Vid de 20 años
Año 2018

Suelo pizarroso
Clima mediterráneo

Temperatura 18ºC
Graduación 14,5%
Barrica de 9 meses

Tiene un intenso color rojo por la Garnacha. Cuando lo inclinas deja una marca (ribete) granate cerca del borde de la copa que nos indica que se trata de un crianza.

Sírvete el vino en una copa de cristal y airéalo unos minutos… ¿notas que percibes mejor los aromas? Sobre todo los frutos rojos de la Garnacha. ¡Vas mejorando Cowiner!

La barrica hace que el vino tenga más cuerpo o densidad cuando lo bebemos. Aparecen sabores frutales como a mora y ciruela

DO Empordà

Castillos medievales, puertos pesqueros, ruinas griegas, surrealismo de Dalí y buenos vinos conforman uno de los paisajes con más contraste de Cataluña: L’ Alt Empordà.

La tramontana, ese viento del norte que viene de los Pirineos, ha moldeado a esta comarca de llanuras, costas, montañas, viñedos y marismas.

El suelo es pizarroso y pobre en materia orgánica. Este suelo no permite que las raíces profundicen mucho y refleja el calor del sol, lo que ayuda a que la planta madure antes, dando lugar a vinos complejos.

Maridaje

Podríamos recomendarte El Celler de Can Roca, de tres hermanos que están empezando en esto de la cocina… pero preferimos sugerirte un lugar que marida mejor con la filosofía de Mas Pòlit: San Pere de Rodes, referente de la cocina ampurdanesa.

Este monasterio, aislado en medio de la montaña, tiene unas vistas increíbles. En agosto se organizan visitas teatralizadas y se celebra el Festival de Música de San Pere de Rodes, y por las noches, las “nits de vins”, un recorrido nocturno que termina con un maridaje de vinos ampurdaneses en el restaurante.

Uno de los grandes clásicos del restaurante es la espalda de cordero al horno con patatas, cebollas y tomates. ¡Te dejará doblad@ como el bigote de Dalí!.

Y ahora veamos cuánto sabes...🤓